MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

Castillo de Los Vélez

“Mula es villa de grant fortaleza et bien çercada, et el castillo della es como alcaçar alto et fuerte et bien torreado”
Primera Crónica General


Si desde cualquier punto de Mula miramos hacia lo alto tarde o temprano nuestra vista se encontrará con esta fortaleza. Lo que en otros tiempos fuera símbolo del poder señorial de Los Fajardo que como espada de Damocles pendía sobre las cabezas de los muleros, hoy es edificio señero de la ciudad y orgullo de sus pobladores.
Pasado ya el peligro granadino, no era ésta época de construcción de fortalezas, habiendo prohibición Real en tal sentido. D. Pedro Fajardo, primer Marqués de Los Vélez, la mandó construir como respuesta a un levantamiento de los adversarios de la casa marquesal en el verano de 1520. Su fábrica se acabó en cuatro años y para ello fueron necesarios más de 40 equipos de canteros, cuyas marcas pueden verse en los sillares de la fábrica.
El conjunto fortificado es una buena obra de sillería. De planta irregular, alberga un conjunto de estancias entre las que sobresalen el torreón del homenaje con sus tres plantas, el puente levadizo, la gran sala de la plaza baja y el adarve.
Se accede a ella por el arco de la muralla almohade y una vez traspasado se entra en un amplio espacio desde donde se aprecia su asiento directamente sobre la roca. Los colores diferentes de los sillares se corresponden con los dos momentos constructivos de la obra, algo que observamos en el aljibe, tal vez de procedencia musulmana, con brocal de piedra del siglo XVI y restos del muro medieval aprovechados para el puente levadizo. Encima de la puerta hay un matacán para defender la entrada. En el exterior de la cara norte llama la atención la ausencia de almenas y canes, mientras que la terraza de la torre del homenaje y la cara sur, que dan al pueblo, están repletas de ellos. En los flancos oeste y este, atendiendo a la función propagandística de esta fortaleza, podemos observar los blasones del linaje Fajardo, el escudo de Los Vélez cuyos símbolos son tres ortigas de siete hojas sobre rocas y estas sobre las ondas del mar y los de la tercera mujer del marqués, Doña Catalina de Silva, donde se representa un león rampante y flores de lis, ambos rematados por el blasón marquesal.
En el castillo trabajaron los mismos maestros canteros que en la capilla de los Vélez de la Catedral de Murcia, tal y como se puede apreciar en las diferentes marcas de cantero que encontramos en los sillares. Por aquel entonces habían concluido las obras de la fortaleza-palacio de Vélez Blanco, cabecera del Marquesado, por lo que el de Mula recoge notables influencias del almeriense, con la única diferencia que aquel era residencial y éste defensivo.
 

Panorámica desde el exterior Entrada al Castillo Vistas del Casco Antiguo Patio del Castillo
 
 
Sierra Espuña