MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

Convento de la Purísima Concepcción

De convento a oficina de turismo y de consumo, en sus inicios Hospital, más de 400 años de historia albergan las piedras de este magnífico edificio.

Una Real Provisión fechada en Madrid en 1573 hace constar el deseo del Concejo y del vecindario de obtener patente del rey Felipe II para la fundación de este convento. Fue en 1581 cuando comenzaron las obras de los dormitorios de los frailes, ubicados en la parte sur.
Los religiosos enviados para hacerse cargo de la fundación llegaron a Mula y posteriormente se trasladaron al Hospital de la Purísima Concepción ubicado donde hoy se encuentra el convento que tenía una Iglesia recién construida. En 1581 los frailes presionaron para permutar el bancal donde debía construirse el convento por el Hospital y lo lograron.
De propiedad pública, tras la desamortización de Mendizábal en 1836 fue posada y vivienda. El templo, adquirido por un particular en 1849, fue donado por sus herederas, religiosas clarisas, a la diócesis.
El edificio se fue configurando a lo largo del tiempo. Del antiguo Hospital queda el arco de piedra rematado con el blasón del tercer Marqués de los Vélez.
El conjunto arquitectónico consta en la actualidad de iglesia y convento. Este último adquiere su forma definitiva en la segunda mitad del siglo XVIII, conservando entre otros espacios el refectorio, la sala capitular, las celdas y el claustro de ladrillo con dos cuerpos, decorado con las típicas imágenes franciscanas. El patio central contiene dos grandes aljibes para recoger el agua de lluvia. En la actualidad está pendiente de concluir su restauración, mientras que la parte Este alberga las oficinas de turismo y de consumo.
Mientras, la iglesia de la Purísima Concepción conserva dos épocas diferenciadas. Del siglo XVI, la hermosa portada de piedra en forma de arco triunfal y la hornacina que albergaba la imagen de San Francisco de Asís, que ahora está sobre la puerta de acceso al atrio de las monjas Clarisas. La portada se completa con pilastras jónicas y un frontón triangular de cierre. De 1573 son las dos arcadas del altar mayor. De esta época se conservan también unos contrafuertes en el exterior del muro norte.
En el siglo XVIII se acrecentaron las capillas del quinientos reduciendo con ello la gran nave central y tapando el techo de madera y los arcos que sostenían la gran bóveda de crucería. Además se amplió el coro y se hizo una habitación para el órgano. En el altar mayor se abrió el crucero cubierto con cúpula sobre pechinas y a sus lados se hicieron capillas, quedando su planta de cruz latina con siete capillas a cada lado donde aún se conservan algunos signos de los que fueron sus antiguos propietarios. En el nuevo altar se construyó un amplio camarín para la Purísima Concepción.
En 1890 se realizaron las dos únicas modificaciones exteriores: la apertura de dos óculos y la construcción de una pequeña torre campanario en el flanco norte.
 

 
 
Sierra Espuña