MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

Torre de la Iglesia de Santiago

En la actualidad sus campanas informan de la hora y de la celebración de los actos litúrgicos. Pero antaño esta torre organizó la vida de los totaneros: regulaba las tandas de riego, avisaba del inicio y final de la jornada laboral e incluso advertía de los peligros que se avecinaban desde el mar con las invasiones berberiscas.

De la construcción de esta torre relata el Libro de cuentas de la Parroquia de Santiago de Totana, en su volumen 36, que “se empezaron a acopiar los materiales en Abril de 1606 y, el día de Santiago, se colocó la primera piedra, quedando terminada la obra en Abril de 1608”. Su traza es de estilo toscano, caracterizada por su finalidad utilitaria. Fue concebida en función de las necesidades privadas y públicas, aunque es monumental y robusta con el fin de resistir el paso y el peso del tiempo.
Proyectada por Juan Fernández, arquitecto de Caravaca, su construcción empleó 348.678 ladrillos. El primer tercio fue obra del maestro albañil Juan Zabala y el resto se debió además a Francisco de Aranda. El balcón corrido es obra del maestro rejero Ginés García.
Su aspecto actual se debe a las reformas de finales del XVIII, coincidiendo con el revestimiento de ladrillo de toda la iglesia. El remate de almenas y merlones así como el zócalo se corresponden con el gusto neogótico del XIX.
 

 
 
Sierra Espuña