MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

Ermita de Nuestra Señora de la Cabeza

Según cuenta la leyenda, en la madrugada del 11 al 12 de agosto de 1227, en el cerro del Cabezo, el pastor Juan de Rivas, natural de Colomera (Granada), encontró una imagen de Nuestra Señora, dando lugar a una romería anual el último domingo del mes de abril de forma ininterrumpida desde el siglo XIV al Convento de Nuestra Señora de Belén, en Cabeza del Buey, Jaén. Del nombre del cerro del Cabezo le viene la advocación de la Virgen, siendo además la romería más antigua de la Península Ibérica.
Comprobamos el acierto del color rojo que actualmente luce la fachada, adornada con recercos en blanco de la puerta, que recuerda los colores de las cúpulas de los aljibes diseminadas por toda la zona, antiguas formas de abastecimiento de agua para un territorio de secano.
Responde al esquema de planta rectangular en dos cuerpos, el delantero cerrado a dos aguas con sacristía pequeña anexa y el trasero un cubo cerrado a cuatro aguas coronado con una cruz. La ermita, construida hacia la mitad del XVIII, es la única de la pedanía que sigue abierta al culto.
Sus bienes en 1820 eran de dieciséis fanegas de tierra que producían ochenta reales de vellón. En 1908 fue designada cabeza de la Rectoría y en 1924 se construyó la torreta o espadaña de la campana por el maestro alhameño D. Pedro Díaz. La antigua imagen, desaparecida en la Guerra Civil, fue restaurada por la hija de Sánchez Araciel, bendiciéndose tras esta en 20 de septiembre de 1925. La imagen que se conserva fue adquirida a principios de los años cuarenta y es una magnífica talla policromada de devanadera (para vestir). Está vestida con túnica y manto sobre los hombros, sosteniendo en su brazo izquierdo una imagen del niño Jesús y en el derecho porta el cetro que junto a la corona simboliza la realeza.

Los pastores y la Virgen siempre se han tenido lugares de encuentro y esta tierra que se llama Las Cañadas, con clara significación de paso de ganados, eligió como patrona a la Virgen que se apareció a un pastor.

 
 
Sierra Espuña