MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

El Ayuntamiento

“… y por justas consideraciones de su servicio y convenir así a la mejor y más recta administración de justicia, resolvió poner en esta Villa un Alcalde mayor, Juez de letras, que, en lugar de los Alcaldes ordinarios, la rija y gobierne CON CIENCIA, SUFICIENCIA E INTELIGENCIA…”
Real Orden de 24 de noviembre de 1713


Totana nació como arrabal de Aledo y hasta 1567 no fue declarada villa independiente. No obstante permanecieron juntas pasando a ser Aledo pedanía de Totana hasta su separación definitiva en 1795.
La primera petición para la construcción de una cámara para el Ayuntamiento y Audiencia en la plaza pública, “que sirva de ornato a ella”, tendrá respuesta en 1548. La construcción del edificio se hará por maestros albañiles y carpinteros locales, conocedores de tradicionales técnicas constructivas moriscas que utilizan la madera tanto en las estructuras como en la techumbre.
El edificio se construyó como signo de la importancia y grandeza de la ciudad representada en la institución comunal. Fue primer alcalde de la villa de Totana D. Juan Jerónimo de Osilia y Rayo, abogado de los Consejos de Felipe V, quien ostentó el cargo entre a partir de 1713. Como resultado del gran crecimiento que tuvo la villa durante los siglos siguientes y el protagonismo que adquiere en la vida social y económica de la comarca y por su constante adhesión a la corona en 1918 Alfonso XIII concedió a Totana el título de Ciudad.
El antiguo Ayuntamiento debió estar ubicado donde hoy se encuentra este otro cuyos orígenes habrán de buscarse en los siglos XVI ó XVII. Desde ese momento hasta nuestros días ha sufrido numerosos cambios, remodelaciones y adiciones para acomodarse a las diferentes demandas espaciales y ornamentales del momento. Las últimas obras en el interior del edificio se hicieron en noviembre de 2002.
Del interior hay que destacar las techumbres de madera del último piso y las bóvedas del sótano.
 

 
 
Sierra Espuña