MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

Fuente del Cañico

“Por cuanto este lugar e arrabal de Totana se puebla aumenta cada dia y se ennoblece(…) de gente como de edificios y en la plaça publica donde se recogen las aguas ( paran a) abrebar bueyes y bacas del dicho estanco e después de beber sestan sesteando en la dicha paça (…) mandaron se faga un abrevadero en la rambla…”
A.M.T. Ac. 1546, 7 Sept. Fol 56.

El desplazamiento de los puntos de paso de los animales, lugares para sus necesidades y guardas fue paralelo al crecimiento y complejidad del sistema urbano. En la primera mitad del siglo XVI los muladares, majadas, lavadero y pilar que estaban localizados entre la Plaza y la calle Mayor se van trasladando “hacia la rambla en las afueras de la dicha ciudad”, en un proceso que se continúa en siglos posteriores.
El 20 de diciembre de 1729 el Ayuntamiento acuerda hacer la fuente y el abrevadero de El Cañico, llamada hoy Fuente del Cañico. Conocida antes por Río Viejo, nace a un kilómetro al N.O. de la ribera izquierda de la Rambla que atraviesa la ciudad.
Surtía a la población del agua necesaria para los usos domésticos y el agua sobrante de estos menesteres, unida a la que nace en La Bóveda y en toda la Rambla, se detenía por medio de un azud y se reunía en la alberca llamada hoy Balsa Vieja (entonces Balsa de la Villa). Con ella se regaban las tierras del pago llamado El Bosque, paraje de la Diputación de Lébor.
Las aguas, antes de entrar en la balsa, se destinaban a usos fabriles, abrevadero de caballerías y lavadero, y ya en la balsa servían de abrevadero del ganado vacuno y de cerda.
Este espacio está catalogado y protegido con la categoría de grado 1, siendo las condiciones específicas de protección, su conservación integral, respetando sus características esenciales, de manera que sea reconocible su función original.
 

 
 
Sierra Espuña